Una Receta para la Digitalización

  • Participa ya en las Redes Sociales que más te gusten compartiendo los temas que más te interesen e interesandote por lo que comparten los demás.
  • Aprende a utilizar los recursos de Internet para desarrollar la iniciativa que más te atraiga de las que bullen en tu imaginación.

Esta receta te llevará en muy poco tiempo a resolver  dos cuestiones previas fundamentales para incorporarte a la Digitalización:

  • ¿Como encuentro un público con el que sentirme acompañado y apoyado en mis propósitos y aspiraciones?

Y…

  • ¿Como consigo los recursos para hacer efectiva la presentación de mi iniciativa?

Son dos cuestiones capitales por su importancia; pero también porque constituyen el primer paso para que tus propuestas puedan ser fructiferas para sus destinatarios y también para ti mismo.

Y la respuesta está en la Digitalización de la Economía que cada vez mas se está orientando hacia el soporte de una sociedad interconectada en la que se prioriza el crecimiento por la base como el mejor camino para obtener las soluciones optimas sin someterse al dominio de los que de un modo u otro han conseguido situarse en la cúspide.

¿El Público Interesado?

Antes de lo que nadie pudiera imaginar, el interés del público se ha redirigido hacia las Redes Sociales empezando por su buque insignia Facebook, donde se comparte la vida de cada uno con un especial rechazo a la calificación de “compradores” o “clientes potenciales”.

Los Buscadores no han desparecido, desde luego; pero cada vez más han pasado a ser magnificas Enciclopedias o Páginas Amarillas digitales.

El Público o mejor dicho, os Públicos se encuentran ahora en la Redes sociales donde la gente comparte sus gustos, sus anécdotas, sus intereses, su vida y sus datos. Y es a través de de ese compartir simpático y respetuoso donde podemos encontrar a las personas con las que poder compartir nuestros sueños y aspiraciones.

¿Y los Recursos?

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, teniendo en cuenta su alto contenido de las tecnologías mas avanzadas, los recursos para compartir en la Economía digital cada vez se ofertan en cantidades mas masivas, a precios más bajos y con un ritmo de innovación mas acelerado.

Empezando por abajo, encontramos la instalación masiva de fibra óptica por tierra y mar y la proliferación de sistemas inalambricos que junto con la disponibilidad generalizada de terminales móviles estan facilitando la incorporación a la Era Digital de sociedades que en otros aspectos bordean todavía la Edad Media.

Y por la parte alta del sistema, nos encontramos con la “Computación en la Nube” ofertada simultaneamente al pormayor y al pormenor que está desplazando a los sistemas propietarios hasta el punto de convertirse en un peligro para la identidad comercial de algunas empresas.

Toda la capacidad digital del mundo está accesible a prácticamente todo el mundo, desde el modento operador de una tienda ocasional de material de deporte hasta el mas voraz “minero de bitcoins”.

¡No te quedes con las ganas de participar en esta marea imparable de la Digitalización!

¡Empieza a aplicar la Receta ya!